SEO‌ multilenguaje:‌ cómo gestionarlo en tu web

El SEO multilenguaje (también llamado ISEO‌, de SEO internacional) es la optimización respecto al posicionamiento en los motores de búsqueda, aplicada en un sitio web publicado en varios idiomas.

Como siempre, antes de poner toda la carne en el asador, si tenemos una web multiidioma, tenemos que analizar varios factores. ¿Cuál es el idioma principal?. ¿La web en ese idioma está ya optimizada?. ¿Se encuentra nuestro público objetivo en los otros idiomas que pretendemos optimizar?. El resultado de este análisis puede darnos una pista para invertir más o menos recursos en el SEO‌ multilenguaje.


Hosting y dominios

En un mundo ideal donde tuviéramos todos los recursos disponibles, la mejor opción en cuanto a infraestructura para nuestro proyecto multiidioma sería alojar cada versión traducida de la web en un servidor en el país objetivo. En la práctica, todas las versiones suelen convivir en un mismo alojamiento, y los tiempos de respuesta se reducen gracias al uso de CDNs (Content Delivery Network), que son redes de servidores donde se copia nuestra web, para poder reducir el tiempo de carga cuando un usuario nos visita, desde la otra parte del mundo.

En cuanto a los dominios, igualmente, la opción más purista es la de tener un dominio regional por cada idioma (test.estest.detest.uktest.it).‌ Otra opción bastante extendida es tener un dominio de alto nivel, con subdominios (es.test.comde.test.comuk.test.comit.test.com). Y‌ también se puede tener un sólo dominio, con subdirectorios (test.com/estest.com/detest.com/uktest.com/it).


Hreflang

Para que Google sepa que tenemos varias URLs con contenido traducido, es necesario usar la etiqueta hreflang. ¿Cómo se usa?. Pues si seguimos con el ejemplo del punto anterior, en cada web, habría que listar el resto de idiomas-URLs disponibles. Por ejemplo, si estamos en la web en español (https://test.es), en su header deberíamos añadir:

<link rel=”alternate” hreflang=”de” href=https://test.de />
<link rel=”alternate” hreflang=”uk” href=https://test.uk />
<link rel=”alternate” hreflang=”it” href=https://test.it />


Search Console

Cuando tenemos una web en un sólo idioma, tenemos configurado en Google Search Console el país donde geográficamente nos orientamos. Cuando tenemos una web multiidioma las recomendaciones para optimizar el SEO‌ dependen de:‌

a)‌ Si tenemos un sólo dominio: tendremos un perfil de Search Console, por lo que fijaremos este valor en ‘Ninguno’.

b) Si tenemos varios dominios o subdominios:‌ crearemos un perfil de Search Console por cada uno de ellos, con el valor correspondiente de cada país.


Factores que influyen en el SEO‌ internacional


Traducciones

Al principio del post comentábamos la necesidad de hacer una relación de costes/beneficios  para optimizar los recursos invertidos en el SEO internacional, en cada una de las instancias traducidas de nuestra web. No hay grandes diferencias, sobre el terreno, con el SEO tradicional, pero cada traducción debería tener su propio estudio de competencia, análisis de palabras clave, contenido, linkbuilding y redes sociales localizadas.

Las traducciones automáticas pueden resultar tentadoras, por su rapidez y bajo coste. Pero propongo una prueba para ver lo peligroso de esta práctica si queremos hacer un SEO real en nuestras webs traducidas&mldr; Simplemente tenemos que coger el texto de un artículo en inglés y pasarlo por un traductor automático.‌ ¿Cuál es el resultado?.‌ Si has elegido un artículo deportivo, por ejemplo, verás que existen múltiples localismos no directamente traducibles. Eso hace que al leer el texto traducido, el resultado no sea natural en muchos casos, y no tenga sentido en algunos de ellos.

Por eso una traducción profesional de los textos generará más engagement en los lectores de otros países, que no se sentirán como nos hemos sentido todos a veces al leer la descripción de algún producto en Aliexpress.


Palabras clave

Un efecto colateral de realizar una traducción automática de nuestra web, es que no estamos mapeando las palabras clave por las que queremos posicionarnos en otros mercados. Simplemente estamos aceptando la traducción más común, que puede coincidir o no con nuestros objetivos de posicionamiento.

De la combinación del estudio de nuestro público objetivo, en otros países y un estudio de palabras clave local, por cada uno de esos países, obtendremos el esqueleto sobre el que desarrollar el contenido de cada instancia de nuestra web.


Contenido

Hasta ahora hemos hablado dando por hecho que tenemos una web principal en un idioma, y varias webs traducidas, en idiomas secundarios. Sobre ellas con un estudio del público objetivo y otro de palabras clave tenemos las líneas maestras para generar contenido a través de una traducción profesional adaptada a ambos.

Pero no es la única opción. Existe también la posibilidad de que el plan de contenidos también sea distinto por idiomas. Es decir, no todo el contenido de la web principal, tiene que ser traducido por fuerza al resto de idiomas. Y‌ viceversa, ciertos contenidos pueden generarse en un idioma secundario, y no en el resto de instancias. ¿Por qué?. Porque un contenido puede ser del máximo interés en un país, y de escaso o nulo interés en  otro.


Redes sociales

En el ecosistema digital es obvia la sinergia generada entre una página web que se quiere posicionar y sus redes sociales asociadas y viceversa. El tráfico generado en ambos sentidos supera en muchas ocasiones el del resto de canales de entrada.

Al igual que en el resto de recomendaciones anteriores, tener perfiles sociales únicos para cada país potenciará tanto la visibilidad como la interacción y el tráfico locales.


Conclusiones

La optimización del SEO‌ internacional nos acerca más a usuarios de otros países en que queramos crear comunidad, conectar con nuestro público objetivo y mejorar nuestro posicionamiento.

No hay grandes diferencias entre el SEO y el SEO internacional, en cuanto a metodología se refiere. Pero para potenciar los resultados, habrá que replicar gran parte de lo ya hecho en nuestro idioma principal: estudio de la competencia, de nuestro público objetivo, de palabras clave, selección y traducción profesional de contenido.

Os deseamos mucha suerte en vuestra aventura internacional.

-Escrito por el equipo de WebSiteStory-

12 Feb, 2020